miércoles, 25 de diciembre de 2013

Feliz Navidad


Desde La Cocina de los Elfos os deseamos a todos Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo, y que el 2014 venga cargadito de cosas buenas para todos!
Aunque durante las fiestas me resulte complicado encontrar el tiempo para escribir entradas que sepáis que tengo cositas muy ricas para compartir con vosotros!
Muchas gracias por estar ahí y seguirme, este blog no sería lo mismo sin todos vosotros, los que con vuestras visitas hacéis que tenga más ganas cada día de compartir lo que se y lo que voy aprendiendo.
¡Un beso enorme a tod@s y Feliz Navidad!


jueves, 19 de diciembre de 2013

Starbucks' Chocolate Muffins


Soy adicta a los muffins, lo reconozco. Me gustan infinitamente más que la magdalena de toda la vida. Esa textura densa y húmeda me tiene conquistado el corazón.
El muffin de chocolate del Starbucks ya tiene hasta nombre propio. Parece que se ha convertido en "el muffin" por excelencia., así que, había que prepararlo.


viernes, 13 de diciembre de 2013

Stroganoff (de Pollo)


El Strogonoff es una de las recetas más comunes en Portugal y Brasil. Sin embargo sus orígenes se remontan a la Rusia del siglo XIX. Consiste en carne de vacuno, cortada en tiras finas y cocinada en una crema agria con un sofrito de champiñones y cebolla. La versión más extendida es la que se preparar con nata, aunque en Brasil por ejemplo le añaden también un poco de tomate frito haciendo que la salsa tome un tinte rosado.
Yo voy a preparar una versión con pollo, muy típica en Portugal, así como su versión con cerdo. ¡Sed libres de preparar la original con solomillo de ternera!. La salsa, es la básica con nata y champiñones pero con unos matices que la diferencian del resto. Dicho esto, ¡vamos a ello!


martes, 10 de diciembre de 2013

Alubias (by Luis Astor, mi padre)


Hoy toca una de esas recetas que nunca vais a encontrar en los blogs de cocina. Primero por sus ingredientes, una mezcla un tanto atípica, y segundo, por el uso de un fantástico comodín, de las alubias en lata. Sabéis que ante todo yo abogo por lo casero 100%. Pero a veces, las ciscunstancias de la vida y el trabajo nos hacen imposible acordarnos de poner de remojo unas alubias, o d cocinarlas el tiempo suficiente para que estén tan tiernas que se te deshagan en la boca. Para estos momentos, yo siempre echo mano de las legumbres enlatadas, un producto que encuentro no pierde demasiado su esencia al estar envasado.
Si echáis un ojo a los ingredientes de esta receta quizá os llame la atención. Es una mezcla bizarra que en un principio parece que no vaya a combinar y sin embargo el resultado final es espectacular.
La receta surgió de las manos de mi padre cuando hacía vida de soltero por causa del trabajo en Puente la Reina, Navarra. No pasaba hambre, ¡os lo puedo asegurar! Cuando volvió a casa, después de varios meses de retiro, la compartió con nosotros y nos encantó! Desde entonces preparo esta receta infinidad de veces, es rápida, sencilla y deliciosa!


domingo, 8 de diciembre de 2013

Sabrosas Croquetas de Patata


Siempre se ha dicho que los ingleses no saben comer. Discrepo. Es un país con una gastronomía espectacular aún por descubrir aquí en España. Asados increíbles, pasteles rellenos de magia, ensaladas de ensueño, salsas de otro mundo... Todo un caleidoscopio de sabores y aromas, fruto las variadas culturas que pueblan el Reino Unido.
Hoy he rescatado esta receta que hace tiempo me rondaba por la cabeza. Sencilla y barata sorprenderá a muchos y enamorará a otros. Con queso. Con jamón de york. Con apio. Con una deliciosa salsa para acompañar. ¿Quién permanece indiferente? Animaros, ¡os encantará!

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Berenjenas Rellenas


Hoy, con nocturnidad y alevosía (aunque se publicará por la mañana), os traigo una nueva entrada. Perdón por estar un poco ausente, más de lo que me gustaría, pero, a veces, el día a día no te deja otra opción.
Esta receta es una herencia de mi madre, un poco cambiada, pues para mi es inevitable darle un giro a todas las recetas que caen en mis manos. En esencia, es muy, muy parecida a la receta de berenjenas rellenas que he comido toda la vida en casa. Me imagino que much@s la leeréis y no os aportará nada nuevo, pero quizás a otras personas si que les sorprenda. Creo que es una receta excelente, de aspecto un poco retro, pero absolutamente deliciosa... Y os aconsejo encarecidamente que la probéis.


martes, 19 de noviembre de 2013

Jambalaya


Después de mi última entrada creo que estaréis tod@s ansiosos por leer una receta que utilice la fantástica mezcla de hierbas y especias cajún.
La Jambalaya es el arroz por excelencia en la zona sur de EEUU, más concretamente Nueva Orleans y Louisiana. Podríamos decir que es el plato insignia de la gastronomía criolla.
Como es normal, existen mil y un tipos de variaciones, cambiando algunos ingredientes y variando quizás, la mezcla de especias.
Este plato lo tenía ya atravesado desde hace mucho tiempo, desde que lo leí en alguna novela americana y supe de qué se trataba, andaba con la mosca tras la oreja con ganas de preparar algo parecido. Finalmente me he lanzado a ello y os aseguro que el resultado vale mucho la pena. Los ingredientes pueden resultar chocantes pero no, casan estupendamente los unos con los otros.


lunes, 11 de noviembre de 2013

Cajun Spice Mix


El mundo de las especias es muy amplio y altamente adictivo. Hay mezclas de todo tipo. Desde un sencillo curry que a todos nos suena, pasando por el Garam Masala indú, las 5 especias chinas o el marroquí Ras-el-Hanout, todas nos transportan a un viaje sin igual por la gastronomía de sus países. Es el poder evocador de las especias. Una simple pechuga a la plancha se transforma de forma mágica en algo muy especial añadiendo cualquiera de estas mezclas.
Pero hoy vamos a viajar  al otro lado del charco y vamos a visitar el sur de los Estados Unidos, más concretamente el sur del estado de Louisiana. Allí encontramos al pueblo cajún, un grupo étnico sin igual, mezcla de raíces españolas, alemanas, francesas criollas, italianas y algo de africanas y caribeñas.


viernes, 8 de noviembre de 2013

Salsa de Tomate Asado


La salsa de tomate de brick es algo que siempre me ha dado mucha rabia. Intuyo que todo viene de cuando era pequeña e iba a comer a casa de una amiguita habitualmente y su madre, sabiendo que las dos éramos grandes adictas al arroz a la cubana, nos preparaba su versión. Siempre con tomate frito de brick, por supuesto. Lo que esa señora no sabía es que su hija y yo lo que queríamos era el arroz a la cubana de mi madre, con sus salsita de tomate y verduras casera y su platanito frito. Hoy en día hay más variedades y más calidad en la salsa de tomate frito de bote, pero hace 25 años (si, ¡qué vieja soy!) no había mucho dónde elegir.
Desde entonces he abogado siempre por preparar todo tipo de salsas caseras de tomate, más especiadas, menos, más reducidas, más ligeras... Y siempre buscando una salsa que valiera la pena embotar. Y ya la he encontrado. En el blog de Kanela & Limón, su salsa de tomate asado. Es verdaderamente fantástica. Para acompañar una pasta sencilla, pasando como base deliciosa para pizzas, hasta como complemento de recetas más elaboradas, la recomiendo de verdad. Vale la pena. Y ahora, vamos con ella!


jueves, 31 de octubre de 2013

Contramuslos Estofados Rellenos


Hoy, después de casi una semana de inactividad en el blog, vuelvo a vosotros con una nueva receta. Quizá no muy de Halloween, pero ciertamente deliciosa. Siempre me ha gustado la carne rellena, desde un simple Cordon Bleu, pasando por un Rotî, hasta asados más elaborados de piezas enteras. Encuentro que el resultado final es muy satisfactorio para el paladar, desde la textura de la carne, la salsa resultante, hasta el relleno que complemente delicadamente el plato. La receta de hoy son unos sencillos y baratos contramuslos deshuesados de pollo rellenos. Se hacen prácticamente solos en el horno después de montarlos y es algo socorrido que no te pide atención si te viene gente, pues puedes dedicar tu tiempo a otras cosas.


viernes, 25 de octubre de 2013

Pan de Avena


Me encanta experimentar en la cocina, creo que es parte de la magia intrínseca de las buenas recetas. Los inventos, las recetas nuevas, el experimento empírico buscando el sabor o la textura perfecta. Este pan es el resultado de esa experiencia. Cuando salieron los panes de molde especiales en el lineal de Mercadona me aficioné al Pan de Avena. Lo encontraba muy sabroso, nada que ver con el pan de molde tipo de marca blanca. Para sándwiches era divino. Cuando empece a hacer pan fue una de las recetas que primero me lancé a experimentar. Quería conseguir ese pan, pero casero 100%. Después de mucho experimentar aquí os traigo la última versión, ya depurada y creo que suficientemente testeada como para compartir este pan con vosotros. Un pan de sabor intenso a cereal, de miga jugosa por la avena que te regala el paladar con un retrogusto a avena muy interesante. Si lo potenciáis con leche de avena en lugar de la normal, conseguiréis intensificarlo todavía más.

martes, 15 de octubre de 2013

Muffins 3 Chocolates


Llevo años buscando la receta del muffin definitvo. Hoy, creo que lo he encontrado. Sabor, textura, tropezones. Todo se junta para conseguir el muffin perfecto. Buscando y recorriendo sin parar blogs ingleses, americanos, analizando al detalle sus recetas de muffins, intentando encontrar la combinación ganadora. Me dí cuenta de que muchas de estas recetas no utilizaban cacao en polvo para chocolatear la masa, lo hacían con chocolate de cobertura. Lo cierto es que no me decidía. Hasta que, por casualidad, llegué al blog de Alma, Objetivo Cupcake Perfecto, y vi que su receta de muffins era muy parecida a alguna que ya había visto.
Así que me decidí. Y éste es el resultado. Un muffin increíble, de textura jugosa, exultante sabor y aroma de otro mundo.


viernes, 11 de octubre de 2013

Salmón en Papillote


Hoy os traigo uno de esos platos que llevan en mi familia desde hace años. Protagonista estrella de muchas comidas de Navidad, ocasiones especiales, o simplemente porque está rico y el salmón está de oferta. No he podido resistirme a publicar esta delicia: salmón bueno, jamoncito, bechamel... Sólo con nombrar los ingredientes ya se me hace la boca agua.
Mi madre, haciendo uso de todos sus encantos, logró camelar al camarero de un aclamado restaurante para que le consiguiera los ingredientes. Ahora, yo lo comparto con vosotros ¿os animáis a probarlo?


martes, 8 de octubre de 2013

Crema de Calabaza y Naranja


El calendario marca que llega el Otoño pero... ¡la temperatura nos dice lo contrario! Llevamos casi 1/3 de mes y, aquí en Valencia, ¡todavía vamos con tirantes! Lo cierto es que independientemente de la temperatura a mi el cuerpo me pide cremas de verduras. Mi preferida, entre todas las variedades, es la de calabaza. Aromatizada, sin aromatizar, ese sabor dulzón me hipnotiza. La versión que os traigo hoy es la crema de calabaza básica, elevada un escalón. Añadirle zumo de naranja es magnificar su sabor de una manera increíble. Si nunca la habéis probado, os la aconsejo, os sorprenderá de forma muy, muy grata.


viernes, 4 de octubre de 2013

Pan de Molde Semi-Integral de Miel


Los que me seguís habitualmente ya sabéis de mi pequeña adicción a los panes de molde. Me gustan blancos, integrales, de harinas raras... la única premisa que quiero que todos mis panes de molde cumplan es que sean muy, muy tiernos. Tan tiernos que la rebanada no se mantenga derecha, no se si me explico. Eso no es lo que ocurre con los comprados, que están como ligeramente acartonados.
Este pan ha sido un hallazgo milagroso porque empezó siendo un completo despropósito. Equivocación tras equivocación, al final, a veces ocurren estas cosas. Un pan que sabe a brioche pero con muchas menos calorías! Riquísimo.


miércoles, 2 de octubre de 2013

Solomillo Ibérico a la Crema de Camembert


El solomillo es mi parte preferida del cerdo. A pesar de ser un poco más caro que otras piezas no es absolutamente prohibitivo como un buen solomillo de ternera y no digamos ya el de buey. La receta que os traigo hoy nació de un invento hace varios años. Me encanta el Camembert y hacía tiempo que andaba buscando una receta de crema de este queso que me convenciese. Al final me lié la manta a la cabeza y me lancé a prepararla yo. Este es el resultado, una crema suave, más suave que el queso, pero con su inconfundible sabor. Al tragar encuentras el retrogusto dulzón de la cebolla potenciado leve y aromáticamente por ese chorrito fugaz de Pedro Ximenez. Un auténtica delicia.


sábado, 28 de septiembre de 2013

Ratatouille


¡¡Oh lá lá, c'est la France!! Con sus fantásticos restaurantes, sus magníficos chefs y sus delirantes comidas. ¿Quien no ha estado en París y ha soñado con ser chef por un día? París, fantástica ciudad, te hace evocar... a mi, personalmente, los sonidos, los aromas... todo me lleva de vuelta a mi estancia preferida de la casa, la cocina. Lo que me hace sentir un poco como esa ratita tan adorable de la película "Ratatouille" de Disney.


Remy ha sido mi inspiración en esta receta, lo reconozco, ¡he plagiado su versión de este magnífico plato! El resultado es tan extremadamente bueno que he tenido que venir a contároslo. Para los amantes de las verduras, ¡es absolutamente delirante! Una comunión de sabores indescriptible, un aroma que envuelve la casa cuando lo estás horneando... es de otro mundo. Si no lo probáis, nunca entenderéis lo que intento explicar. ¡Animaros!


Ingredientes (para una bandeja de horno de tamaño mediano, 4 personas):

- 1 pimiento rojo grande (o 2 más pequeños)
- 1 pimiento amarillo grande (o 2 más pequeños)
- 3 tomates
- 2 berenjenas medianas (1 morada y blanca y otra negra)
- 1 calabacín mediano
- 1/2 lata de tomate triturado (o conserva de tomate natural casera)
- 1 cucharada de tomate concentrado (o en su defecto 2 cucharadas de tomate frito casero)
- 1 cucharada de azúcar
- Sal y pimienta negra al gusto
- 1 cebolla hermosa
- 2 dientes de ajo
- Hierbas provenzales al gusto
- Aceite de Oliva Virgen Extra

NOTA: Es interesante intentar escoger las verduras con un diámetro parecido, calabacines más gruesos y berenjenas más delgaditas, así como tomates que acompañen la medida. El pimiento es imposible, con lo que yo, para montar el plato utilicé medias rodajas dobladas hasta obtener un círculo más pequeño.

Preparación:

Precalentar el horno a 200ª
Picar la cebolla finamente junto con el ajo. Reservar.


En una sartén amplia poner a calentar un buen chorro de aceite de oliva. Cuando tenga la temperatura adecuada añadir la cebolla y el ajo y pocharlo a fuego lento hasta que la cebolla empiece a dorar.


Añadir entonces el tomate triturado  y el tomate concentrado. Remover, salpimentar al gusto y añadir la cucharada de azúcar. Dejar cocinar a fuego lento unos 10 o 15 minutos hasta que empiece a reducir. Añadir ahora una buena cucharada de hierbas provenzales, remover y dejar cocinar cinco minutos más.


Mientras se cocina la salsa comenzar a preparar las verduras, cortarlas en rodajas muy finas, si se tiene una mandolina mejor, si no, a cuchillo, como lo hice yo. Intentar que todas tengan un grosor semejante, rondando los 3mm.


Preparar la bandeja para hornear el plato, engrasarla bien con mantequilla y cubrir el fondo con la salsa, que previamente hemos preparado, sin llegar al borde, dejando un margen de más o menos un centímetro.


Empezar a colocar la verdura, alternando capas y colores. Hay que armarse de paciencia. Como un simple apunte, a mi me costó montar esta bandeja de Ratatouille cerca de una hora.


Aliñar ahora con un buen chorro de aceite, sal, pimienta negra recién molida y hierbas provenzales.
Recortar un trozo de papel sulfurizado para horno de manera que encaje perfectamente encima de la verdura acompañando la forma de la bandeja. Tapar.


Hornear más o menos 45 minutos a 180º. Dependerá del punto que guste la verdura. Yo recomiendo que no esté demasiado pasada, es interesante encontrar texturas en la boca cuando lo vamos a saborear.
Sacar del horno y dejar atemperar antes de servir.


En frío y en caliente es de auténtico delirio. La bandeja que veis, menos una ración, nos la zampamos mi madre y yo de una sentada. ¡Qué barbaridad! Pero estaba tan rico... ¿os animáis a prepararlo?



domingo, 22 de septiembre de 2013

Mediasnoches


La medianoche es el panecillo ideal para los peques, suave, de miga etérea y sabor neutro que lo hace ideal para rellenarlo de cualquier cosa, ya sea dulce o salado. En mis recuerdos, este pan viene asociado a cumpleaños sin fin, fiestas de niños y piñatas, zumos sin burbujas y platos llenos de mediasnoches rellenas de los más variados embutidos.


martes, 17 de septiembre de 2013

Coca de Llanda de Chocolate


La Coca de Llanda es uno de mis bizcochos preferido. Mi madre es una auténtica adicta. Cada vez que viene me lo pide, es increíble el vicio que tiene. Hoy, para variar, he decidido tunearla un poco para hacerla más pecaminosa, si cabe. Para los amantes del chocolate... ¡¡¡llega la coca de llanda de CHOCOLATE!!!


jueves, 12 de septiembre de 2013

Hojaldre de Sobrasada y Miel


Hoy es un día de comida rápida, la mañana estresante de aquí para allá, haciendo encargos, yendo y viniendo. ¿Qué hacer para comer? En la nevera, esa socorrida lámina de hojaldre fresco. Un poco de sobrasada, algo de miel, unas semillas de sésamo... ¡Suficiente! Ingredientes ideales para preparar esta socorrida empanada, perfecta para comer con una buena ensalada o, cortada en cuadraditos pequeños, deliciosa como picoteo en una gran mesa de celebración. La receta no es mía, se la debo a mi cuñada. Gracias Ceci, ¡es fantástica!
Animaros a prepararla, es muy sencilla y rápida de hacer, y el contraste de sabor es sublime. Triunfaréis como la Coca-Cola si tenéis invitados, os lo aseguro.


sábado, 7 de septiembre de 2013

Panecillos Lacteados con Miel, Queso Crema y Nueces

Hola! Perdonad esta segunda ausencia sin aviso! Hoy he vuelto de mi retiro Pirenaico y publico corriendo lo que tenía planeado hacer desde allí esta semana. Por problemas logísticos (no había wi-fi en el albergue) no pudo ser, así que aquí os dejo esta receta de unos panecillos con queso crema, miel y nueces.


Son unos panecillos curiosos, fruto de una invención sobre la marcha pero con un resultado tan fantástico que he tenido que compartirlo con vosotr@s. La mezcla de miel, queso y nueces siempre ha sido el maridaje perfecto, así que pensé en aplicarlo al pan a ver qué salía. El resultado, unos panecillos de miga suave por la leche, pero muy sabrosa por el queso crema y con un contrapunto crujiente por las nueces, son deliciosos para acompañarlos de un buen paté. Y, ¿por qué no para mojarlo en vuestra salsa preferida?



Ingredientes (para 9 panecillos hermosos):

- 200g de poolish del día anterior (100g harina de fuerza eco + 100g de leche + 3g de levadura fresca)
- 100g de harina integral
- 50g de harina de centeno integral
- 150g de harina panadera
- 100g de harina de fuerza
- 200g de queso crema
- 100-120g de agua (dependerá de la absorción de las harinas)
- 3g de levadura fresca
- 10g de sal
- 2 cucharadas hermosas de miel
- 100g de nueces cortadas a cuchillo

Preparación:

Poner las harinas, el poolish, el queso y el agua en un bol, mezclar bien y dejar en autolisis media hora.


Añadir ahora la miel y la sal. Dar un amasado corto y dejar reposar 10 minutos. Añadir ahora la levadura disuelta con unas gotas de agua. Amasar con la técnica de amasados cortos y reposos intermedios. Con cuatro tandas más o menos debería bastar para conseguir una masa lisa que pase la prueba de la membrana.
Extender la masa en la mesa y añadir las nueces.


Cortar en varios trozos, ponerlos unos encima de otros y mezclar someramente hasta repartir las nueces de manera homogénea intentando no romper demasiado la estructura del gluten. Hacer una bola y dejar en un bol tapado con un trapo para un primer levado hasta que duplique volumen.


Precalentar el horno a 225º con la bandeja para el vapor en la parte de abajo.
Volcar la masa en la encimera ligeramente enharinada, y porcionar en 9 trozos iguales utilizando la báscula. Bolear bien tenso cada uno y colocarlos en la bandeja del horno sobre papel sulfurizado.


Tapar con un trapo y dejar levar por segunda vez. El reposo debe ser más bien corto, las piezas han de aumentar volumen pero no duplicar si queremos que greñen con fuerza en el horno. En mi caso estuvieron 30 minutos en mi cocina a 30º. En invierno la cosa debe alargarse hasta los 45-50 minutos.
Pasado este tiempo, introducir la bandeja en el horno y echar un vaso de agua en la bandeja para el vapor. Bajar la temperatura a 200º y hornear 15 minutos. Abrir la puerta, retirar el vapor y aprovechar para darle la vuelta a la bandeja (ningún horno calienta igual por todos los lados). Hornear 15 o 20 minutos más, hasta que las piezas estén doradas y al darles un golpecito en el culo suene hueco.
Sacar y dejar enfriar por completo en una rejilla.
Son unos panecillos de miga suave por la adición de leche y con un ligero sabor a queso. Al tragar te recompensan con una nota dulce que hace el perfecto contrapunto a los tropezones de nueces.
A mi me encantan tostados con una buena mantequilla.
¡Pero con un queso fuerte están de vicio!


miércoles, 28 de agosto de 2013

Albóndigas Especiales

Esta receta es de esas que te acompañan toda la vida. Son las albóndigas que siempre ha preparado mi madre. A mi me llamaba la atención esas albóndigas "de siempre" con su salsita marrón, con verduritas estilo jardinera... ¡las albóndigas de mi madre no tenían nada que ver! De textura suave se deshacen en la boca y nunca quedan duras. Aunque yo siempre las he comido acompañadas de arroz blanco y salsa de tomate casera, pienso que con unas patas fritas en dados tienen que estar de morirse. ¿Os animáis a probarlas?



Ingredientes (para unas 15 albóndigas de buen tamaño):

- 250g de carne picada (mezcla de magro y ternera)
- 125g de mortadela
- 1 rebanadas de pan de molde remojada en leche
- 1 huevo
- Queso rallado en polvo al gusto
- Sal, pimienta y nuez moscada
- 3 dientes de ajo
- Harina
- 1 vasito de vino blanco
- 1 pastilla de caldo concentrado de carne
- 1/2 vasito de agua
- Aceite

Preparación:

Picar muy pequeña, a cuchillo o a tijera, la mortadela, reservar.


Mezclar homogéneamente la carne con la mortadela, queso rallado al gusto, el pan, el huevo, la pimienta y la nuez moscada, también al gusto.


Probar de sal y si procede corregir.


Formar las albóndigas y pasarlas por harina. Dejarlas reposar mínimo media hora en la nevera para que asienten y no se desmonten al freírlas.


En una cazuela grande, no muy honda, poner aceite hasta que cubra bien el fondo. Laminar los ajos y sofreír a fuego moderado.


Cuando quieran empezar a dorar añadir las albóndigas y freír hasta que empiecen a coger color, vuelta y vuelta. Sacar a un plato y reservar.


Añadir el vino y a fuego fuerte evaporar el alcohol. Remover desglasando bien el fondo de la cazuela. Añadir el agua y la pastilla. Dejar cocer hasta que empiece a engordar la salsa. Si es necesario, ligar la salsa con una cucharadita de maizena disuelta en un dedito de agua.
Añadir ahora las albóndigas y cocinar a fuego lento, removiendo de vez en cuando, unos 30 o 40 minutos.


Servir acompañadas de arroz blanco y un poco de tomate frito casero.
¡Para morirse del gusto!


Son perfectas para hacer tuppers con raciones individuales y congelar. Para llevarlas al trabajo o para los peques de la casa son ideales, ¡a mi abejita le encantan!


sábado, 24 de agosto de 2013

Flan de Leche Condensada (Quesillo)

¿Os gustan los flanes? A mi me encantan, y siempre me gusta probar combinaciones nuevas y no ceñirme a la clásica receta. Este que traigo hoy, el flan de leche condensada o "quesillo" en Venezuela es una receta de toda la vida pero que yo no había probado hasta hace bien poco. Desde entonces ya la he adoptado como parte de mi recetario habitual. Es un flan aromatizado suavemente con vainilla o ron, de textura no muy densa a pesar de la leche condensada, aunque si es ligeramente más compacto que el flan de toda la vida. Se cocina al baño maría en el horno, y es muy, muy sencillo de preparar.



Ingredientes (para un molde tipo plum-cake de 25cm):

- 4 huevos tamaño L
- 500ml de leche
- 1 lata pequeña de leche condensada
- 1 cucharadita de esencia de vainilla (o un chorrito de ron)

(para el caramelo)

- 100g de azúcar
- Unas gotas de zumo de limón

Preparación:

Precalentar el horno a 180º.
Poner en una sartén el azúcar y las gotas de limón, Llevar al fuego hasta que el azúcar se funda y comience a tostar. Tiene que alcanzar un color dorado, no marrón oscuro, porque eso querrá decir que el caramelo se ha quemado y amargará el resultado final.


Echar el caramelo en el molde y repartirlo bien por el fondo y las paredes. Reservar.


En un bol echar todos los ingredientes de la crema y batir con la batidora hasta que estén homogéneos.
Volcar la mezcla en el molde. Taparlo con papel de aluminio para que no le entre agua si el baño maria hierve fuerte.
Colocar dentro de otra bandeja más grande y llenar de agua hirviendo hasta que el agua alcance la mitad del flan.
Meter al horno y hornear cerca de una hora o hasta que el flan esté bien cuajado y al insertar un palito en el centro salga limpio.


Sacar y dejar atemperar antes de meter en la nevera. Una vez bien frío, desmoldar.
El flan está mejor de un día para otro. Yo lo suelo preparar en un ratito la tarde antes y lo dejo en la nevera toda la noche hasta el momento casi de servirlo.
Es un postre perfecto para tenerlo preparado con antelación para una comida familiar o de amigos y que no te quita tiempo para preparar tranquilamente el resto del ágape.
Si no lo conocíais, os lo recomiendo, es muy fácil y está muy, muy rico!




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...