domingo, 28 de abril de 2013

Mini Quiches de Queso Tierno y Cebolla Morada


La masa quebrada es tan socorrida! Te saca de un apuro en un momentito, con un huevo, un chorro de nata y cualquier resto que tengas en la nevera, ya tienes el relleno para una quiche o tarta salada de impresión! Si encima preparas tú la masa (porque en 5 minutos está lista) el triunfo está asegurado, además de conseguir la admiración de familiares y amigos con el clásico: "pero la masa la has hecho tú?!?"


Hoy he preparardo la versión "mini" pero la receta se aplica de manera idéntica a un único molde grande de 24cm.

Ingredientes (para 6 quiches medianas/12 pequeñas/molde de 24cm):

(para la masa)

- 125g de harina
- 115g de mantequilla en dados fría
- 4 a 6 cucharadas de agua helada
- 45g de queso parmesano rallado
- 1 pizca de sal

(para el relleno)

- 2 huevos grandes o 3 pequeños
- 150 ml de nata
- 5 ajetes tiernos
- 2 cebollas moradas
- 200g de queso manchego tierno
- Albahaca
- Pimienta negra y sal
- 15g de mantequilla
- 6 tomates cherry

Preparación:

En la picadora de la batidora poner todos los ingredientes de la masa menos el agua. Triturar hasta obtener una consistencia granulosa tipo pan rallado.


Pasar a un bol y añadir poco a poco el agua necesaria para conseguir una masa homogénea. No es necesario amasar mucho, simplemente amalgamar todos los ingredientes.


Envolver en papel film y dejar reposar en la nevera mínimo una hora. Es necesario que enfríe bien para que no encoja al hornear y sobre todo para poder trabajarla correctamente a la hora del estirado.
Mientras la masa reposa, preparar el relleno. Picar los ajetes y las cebollas. en una sartén poner la mantequilla y cuando empiece a burbujear añadir la verdura. Pochar a fuego medio hasta que esté transparente y empiece a dorar. Apartar del fuego y reservar. 
Trocear el queso en dados pequeñitos. Reservar.
Cuando la masa esté reposada, sacar a la encimera bien enharinada y estirar con el rodillo. Si la superficie de trabajo está bien enharinada y la masa está bien fría se trabaja muy fácilmente. Estirar lo suficiente para cubrir el molde. Si son moldes pequeños será necesario amasar los recortes y volver a estirar para recortar todas las piezas. Pinchar bien el fondo para que no hinche al hornear. Llenar con peso (lo habitual son garbanzos) para que la masa mantenga la forma y realizar lo que se conoce como un horneado en blanco. Es decir, hornear la masa sola para "precocerla".


Cocinar durante 10 minutos a 200º  (o hasta que la masa comience a dorar por los bordes). Retirar el peso y hornear 10 minutos más. Sacar y rellenar.
Trocear los tomatitos en cuartos. Reservar.
Batir los huevos con la nata y salpimentar. Añadir la cebolla y los ajetes pochados y remover para homogeneizar la mezcla.
Poner los daditos de queso repartidos por todo el fondo de la quiche o las miniquiches. Rellenar con la mezcla de huevo. Adornar con los cuartos de tomate y espolvorear con albahaca seca. Hornear a 200º hasta que el huevo esté cuajado.


Cuando la quiche comience a hincharse en el horno será la señal de que ya está lista. Sacar y dejar atemperar. La "hinchazón" volverá al sitio!


Servir templada o fría, deliciosa de cualquiera de las maneras!


En su versión mini seréis los reyes de todas las celebraciones... Olvidaros de encargarlas al horno de debajo de casa. Os cobrarán un pastón y nunca, nunca, van a estar tan deliciosas como éstas!

4 comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...