miércoles, 8 de julio de 2015

Chicken Makhani (o el famoso Butter Chicken)

La gastronomía hindú es una adicción en mi familia. Sabéis que a mi me encanta. Pero no sabéis que mi marido es todavía más adicto que yo. Y la princesa va por el mismo camino que su padre! Tengo que preparar currys habitualmente o si no me echan de casa. La peque, con sus casi 6 añitos, no os imagináis como devora estos platillos. Es capaz de comerse el adobo en crudo! Es cierto que cuando va a comer ella preparo la versión más suave sin nada de guindilla, pero aún así, la gente se sorprende de verla comer estas cosas. Yo siempre he potenciado que pruebe nuevos sabores, siempre que mete el dedo en todo lo que hago yo la dejo, si pica la aviso, pero no le niego la posibilidad de la experiencia. Así, poco a poco, entiendo que va creando un paladar abierto a nuevas sensaciones y que preparaciones diferentes, con especias, con ingredientes ajenos a la cultura española no le van a resultar desagradables como ocurre con la mayoría de los niños que solo están acostumbrados a los cuatro sabores básicos de todos los días. Animaros a probar! Da tanto gusto ver a un peque disfrutando con sabores nuevos...
Así que hoy La cocina de los Elfos se vuelve a la India y os trae este fabuloso Chicken Makhani, receta estrella de la cocina Punjabí. Un fabuloso y suave curry en base de tomate que os transportará a la India con solo cerrar los ojos... ¿Os animáis?




Ingredientes (para 2 o 3 personas):

- 350g de pechuga de pollo sin piel
- 3 cucharadas de ghee (o en su defecto, mantequilla derretida)

(para la marinada)

- 125g de yogur natural (puede ser azucarado)
- 2 cdtas de pasta ajo y jengibre
- 2 cdtas de zumo de limón
- 1 cdta de concentrado de tomate
- 1/4 de cdta de cardamomo molido
- 1/4 de cdta de garam masala
- 1/4 de cdta de pimentón

(para la salsa)

- 1 lata pequeña de tomate natural triturado (400g)
- 1 cebolla hermosa
- 1 cda de pasta de ajo y jengibre
- 2 cdas de ghee (o en su defecto mantequilla derretida)
- 1/4 de cup de hojas secas de curry
- 1/4 de cup de hojas secas de fenogreco
- 6 cardamomos verdes
- 1/2 cdta de sal
- 2 cdas de azúcar
- 1/2 cdta de guindilla molida (opcional, se puede poner menos, o no poner)
- 1/4 de cdta de canela
- 1/4 de cdta de clavo molido
- 100ml de nata

(para la pasta de ajo y jengibre)

- 3 dientes hermosos de ajo
- Jengibre fresco (mas o menos la misma cantidad de jengibre q de ajo)
- 1 cdta de sal

Preparación:

Lo primero es preparar la pasta de ajo y jengibre.


Poner todos los ingredientes en el mortero y majar hasta conseguir una pasta suave y homogénea (se puede conservar en un recipiente hermético en la nevera bastante tiempo).


Con la pasta preparada, pasamos al marinado de la carne.
Trocear la pechuga en cubos de tamaño bocado. Reservar.


Colocar los ingredientes del adobo en un recipiente.


Mezclar bien integrando todas las especias.


Añadir la pechuga y pringar bien todos los trozos, tapar y reservar en la nevera al menos dos horas. Mejor de un día para otro.


Mientras marina el pollo, preparar la salsa. Picar finamente la cebolla y llevar a pochar en una sartén con las 2 cdas de ghee a fuego medio bajo, unos 10 minutos.


Queremos que suavice y a la vez empiece a dorar.
Añadir entonces la pasta de ajo y jengibre, pochar 3 minutos más para que no se queme.


Añadir las especias secas (no las hojas) y remover al fuego un minuto para activarlas con el calor.


Añadir en seguida el tomate triturado, no queremos que las especias se quemen y amarguen. Añadir la sal y el azúcar. Remover y cocinar a fuego medio unos 5 minutos.


Añadir ahora las hojas secas de curry y fenogreco, remover bien y cocinar 10 minutos más.


Triturar la salsa hasta conseguir una mezcla fina y homogénea. Pasar por un colador o pasapurés para eliminar restos de semillas o trocitos que hayan podido quedar. Reservar.


Poner una sartén al fuego con dos cucharadas de ghee hasta que esté bien caliente. Añadir ahora el pollo con todo su adobo.


Cocinar a fuego fuerte 2 minutos dándole la vuelta  y cocinando dos minutos más.


Añadir la salsa de tomate especiada que teníamos reservada.


Añadir también la nata. Remover y cocinar cinco minutos más para integrar los sabores.


Servir acompañado de arroz basmati y pan naan. Absolutamente delicioso y adictivo. Como todas y cada una de las recetas hindús que he probado. Comer estas salsas especiadas con el pan naan es lo más cercano a morir y despertar en el cielo...





8 comentarios:

  1. Nunca comi , o aspecto deixou-me com água na boca
    Tenho a certeza que ia gostar
    bj

    ResponderEliminar
  2. Umh.. tiene que estar delicioso :) me gusta mucho la receta... para no parar de mojar pan. un beso!!

    recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, exáctamente! te puedes comer la barra entera con esta salsa...

      Eliminar
  3. Una receta muy buena, tiene que estar riquísima, un beset

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Ya me contarás si al final lo preparas!

      Eliminar
  4. Un aspecto delicioso y seguro que muy bueno. Tu marido tiene buen gusto.Bsssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji, si, para algunas cosas! Todas las recetas indias q he probado son absolutamente deliciosas!

      Eliminar
    2. Jijijiji, si, para algunas cosas! Todas las recetas indias q he probado son absolutamente deliciosas!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...